El Veraz  
El Veraz en Youtube
Portada
Audio y Video
Raíces
Los 10+
La otra Cara
Documentos
Estadísticas
Victimas Cubanas
Cartas de Cuba
Galería de Cuba
La del Turista
La del Cubano
Rostros Cubanos
Nostalgia Cubana
Los Interpretes
Galería de Puerto Rico
Isla del Encanto
Sitios de Puerto Rico
Búsqueda
Buscar en ¨El Veraz¨
Sitios de Cuba
Prensa internacional
Artículos anteriores
Artículos anteriores
Divulgue la verdad
Imprimir Articulo  
Envie Articulo  
A Favoritos  
| El Veraz. | San Juan, Puerto Rico |
Olga Guillot, La Reina del Bolero

Conocida como La Reina del Bolero, Olga Guillot tiene más de 60 años de carrera artística, sobre todo porque empezó muy joven, diría ella. Con una carrera de 20 discos de Oro, 10 de Platino y uno de Diamante, la cantante cubana Olga Guillot es reconocida por la crítica como "La Reina del Bolero"

Olga Guillot nació en Santiago de Cuba el 9 de octubre de 1922, como parte de una familia de artistas. Posteriormente se mudó a La Habana, cuando todavía era una niña, y formó un dúo con su hermana Ana Luisa, que se llamó el Dúo Hermanitas Guillot, el cual se presentó con éxito en el programa de radio "La Corte Suprema del Arte".

En 1938 inició sus preparación musical con maestros como la soprano Hortensia Cohalla y al cantante Mariano Meléndez. A principios de los 40, formó parte como segunda voz, del cuarteto Siboney, dirigido por la compositora Isolina Carrillo.

El músico cubano Facundo Rivero descubrió el talento de Olga para ser solista y la ayudó a hacer su debut en 1945 en el conocido Zombi Club de La Habana.

Un año después, la cantante grabó la versión en español de la melodía "Stormy weather" (Lluvia gris), composición con la que alcanzó un éxito sin precedente.

Ese mismo año, la Asociación de Críticos la seleccionó como la cancionera más destacada de Cuba.

Otro gran músico cubano, Miguelito Valdés, la llevó a Nueva York, donde grabó un disco con el sello Decca.

En 1948, el famoso tenor René Cabell la llevó a México, donde filmó su primera película:"La venus de fuego", junto a Meche Barba y grabó un disco con Anfion.

La cantante también grabó algunas piezas acompañada de la Orquesta de Gonzalo Curiel.

En 1952 y 1953 recorrió casi toda Latinoamérica y grabó con el respaldo del pianista y compositor Juan Bruno Terraza.

En 1954 se hizo artista exclusiva de la compañía discográfica Puchito.

Fue en ese momento que grabó su famoso bolero "Miénteme", del compositor mexicano Chamaco Domínguez.

En 1954, 1955 y 1956 ganó el premio de la Crítica Diaria de Radio y Televisión a la Mejor Voz Femenina de Cuba.

En 1957 regresó a México, donde impuso en el primer lugar el bolero "Tú me acostumbraste", de Frank Domínguez. También grabó para la firma Musart, acompañada por el maestro José Sabre Marroquín.

En 1958 trabajó en Europa por primera vez, con giras por Italia, Francia, Alemania y España.

En el mundialmente famoso Casino de Palm Beach, en Cannes, compartió el escenario con la legendaria cantante francesa Edith Piaf.

Abandonó Cuba definitivamente en 1961 con su hija Olga María rumbo a Caracas, Venezuela y fue acogida en casa de otra cantante cubana, Renée Barrios.

El compositor José Sabre Marroquín la invitó a visitar México, y allí vivió por más de tres décadas.

Ese mismo de 1961, Francia le entregó el Disco de Brillante por sus altas ventas, las mayores en Cuba de 1954 a 1960.

En 1963, la Academia de Artes John F. Kennedy de Hollywood, le otorgó el premio Palmas de Oro como la Mejor Bolerista Latinoamericana.

Volvió a Europa, viajó por América Latina, Israel, Japón, Hong Kong y otros muchos países.

El 31 de octubre de 1964 realizó su primer e histórico concierto en el Carnegie Hall, de Nueva York. Fue la primera artista de habla hispana en presentarse en ese prestigioso teatro.

Cantó al lado de Los Panchos y triunfó en España, llevó la pieza "Adoro", de Armando Manzanero a la fama mundial.

También grabó el tema "Me muero. me muero", de la mexicana Lolita de la Colina, con la que se le consideró la "Pionera de la Canción Erótica".

En 1988 celebró sus bodas de oro como intérprete estelar de la canción melódica. Ha participado en 16 películas y cuenta con 60 discos a lo largo de su carrera. Además, varias calles del mundo llevan su nombre.

En pocos años, Guillot conquistó al público con su manera apasionada de interpretar temas como "Tú me acostumbraste", "Miénteme" y "La gloria eres tú", entre otras, que fueron escuchadas por primera vez en los escenarios más importantes de América Latina, Europa y Asia.

La cantante cubana es considerada "La Madre del Bolero" y la figura más trascendental que dio la historia de la canción del siglo pasado, también firmó contrato de exclusividad con la empresa discográfica Warner Music en 2000.

Hablar de Olga Guillot es recordar a cantautores como Agustín Lara, José Alfredo Jiménez, Lola Beltrán y José Antonio Méndez.

Olga llevó el bolero a niveles de clásico, por lo que los especialistas no dudan en llamarle "La Reina" del género.

A pesar de su sorprendente carrera de más de seis décadas, su música se encuentra restringida en su país natal, los discos no se consiguen y la radio no toca su música debido a que siempre ha sido una dura crítica del sistema político cubano, en especial de la figura del comandante Castro.

La máxima leyenda del bolero, como Celia lo fue de la salsa, murió también sin volver a la Cuba que dejó nada más triunfar la Revolución.

La muerte de la cantante cubana Olga Guillot, considerada la figura máxima del bolero por más de seis décadas, deja un vacío en el ambiente musical iberoamericano dificíl de llenar. Guillot falleció en el hospital Mount Sinai de Miami Beach el lunes 12 de julio de 2010 a las 12:45 pm víctima de un infarto cardíaco. Tenía 87 años.

Olga Guillot traspasó todas las fronteras, especialmente las españolas, donde fue una referencia para varias generaciones que ya superan el medio siglo.

Fueron múltiples sus actuaciones en directo, siempre recordadas, y sus discos. Grabó más de 50, una cifra superada y genial para ella por la música, pero nefasta por los años de exilio. "No volveré a Cuba hasta que sea libre y democrática", sentenciaba. Pero su sueño era volver a cantar en Tropicana el prestigioso cabaré de La Habana.

Olga Guillot no perdía oportunidad pública para pronunciar su sentimiento contra del Gobierno cubano y el deseo de libertad para su tierra natal. Sus triunfos en el exterior no dejaron que olvidara la lucha que mantiene el exilio de Cuba.

Versión de este articulo en PDF

 


Inicio | Puerto Rico | Cuba | La otra Cara | Cartas de Cuba | Conózcanos
© Fecha de Fundación 30 de Julio 2003 El Veraz - Derechos Reservados